¿Cuáles son los principales problemas a la hora de gestionar una empresa de logística?

¿Cuáles son los principales problemas a la hora de gestionar una empresa de logística?

DynLogitrans

En el día a día de las empresas de transporte y logística, la tecnología permite una mejor competitividad, gestionando sus métodos y procesos de forma automatizada, y mejorando con ello los ingresos que se obtienen.

El objetivo es poder ofrecer la mejor relación entre calidad y precio. Para controlar esta rentabilidad, las empresas de logística tienen que optimizar tres aspectos de funcionamiento: una gestión ágil y práctica, el control de los costes y una gestión integral del tráfico y el transporte, tanto en lo referido a las rutas, como a vehículos y personal.

Actualmente estas empresas disponen de efectivos sistemas de software, con los que pueden llevar a cabo la gestión de toda su dinámica de trabajo: desde el transporte, el tráfico y los recursos humanos, hasta la facturación a clientes y proveedores, análisis de costes, gestión contable, alertas de vencimiento de plazos, control de stock, agenda de direcciones, consumo de combustible, parametrización de tarjetas de transporte, y mucho más

Algunos problemas habituales en empresas de logística

  • Un insuficiente control de los stocks. Hasta ahora, la carencia de medios hacía más difícil el control de almacén. La distribución de productos sin lógica y sin orden es, en la práctica, una pérdida de tiempo; además de que hay mayor riesgo de rotura de productos, el tiempo de trabajo se multiplicará.
  • Falta de espacio en almacenes logísticos. La mercancía se acumula de forma poco recomendable y se pueden generar otros gastos al tener que alquilar otros espacios o derivar algunas operaciones a otras empresas. La acumulación de mercancía de forma poco ordenada, ocasionará retrasos en la localización de paquetes o productos, e incluso puede ocurrir un accidente laboral.
  • Problemas con el inventario. Este es otro de los problemas más habituales, junto con el anterior de la falta de espacio suficiente. Los productos y pedidos deben llegar a los clientes sin retrasos en los tiempos de entrega y con la mercancía en perfecto estado; pues el descuido de estos aspectos puede acabar generando una mala imagen en la clientela, una sensación de falta de organización y, con ello, disminución en los ingresos.
  • Falta de formación de personal. En muchas ocasiones hay empleados que se dedican a diferentes labores, y también a la preparación de envíos y a la logística. Esta falta de especialización hace difícil un servicio de logística óptimo, orientado a la plena satisfacción del cliente.
  • Ausencia de indicadores de calidad. Aquello que no se mide es difícil de mejorar. Hay muchas preguntas que los gestores de la empresa de logística pueden hacerse. Desde el índice de pérdida de mercancía, evaluación del tiempo utilizado en las gestiones, etc. Todo ello debe medirse y planificar una estrategia de mejora.
  • Predecir la demanda. El carácter profesional de la empresa de logística debe integrar sistemas y métodos para anticiparse a la demanda en situaciones especiales, épocas o fechas determinadas, etc. Se trata de evitar el desabastecimiento propio o de los clientes, tener un exceso de trabajo para el mismo personal, y otros elementos de desorden. El análisis del sector, la experiencia de años anteriores, y otros parámetros que puedan influir, serán factores decisivos.

Las empresas de logística no deben olvidar que la gestión automatizada global de sus negocios, elevará su posición respecto a la competencia, y les permitirá desarrollar con éxito los aspectos vitales de su organización.

Leave a reply

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies